Cáncer de estómago

Salud oral y cáncer: prevenir la peridontitis puede prevenir el cáncer de estómago

Relación entre periodontitis y cáncer de estómago

La relación entre salud oral y salud general es cada vez más estrecha. No hay semana que no se sucedan noticias en este sentido. La última que hemos conocido tiene que ver con la relación que puede establecerse entre las dolencias periodontales y el cáncer de estómago.

En esta dirección van las conclusiones de un estudio presentado por la Universidad de Nueva York y, en concreto, por el New York University College of Odontología. Según el mismo “el aumento de los patógenos orales y la disminución de la diversidad bacteriana pueden predecir lesiones precancerosas en el estómago”. De este modo estaría significando que el control de la enfermedad periodontal podría contribuir a la posible prevención del cáncer de estómago.

Estudio de la Universidad de Nueva York

El análisis ha encontrado que las personas estudiadas que presentan lesiones precancerosas tienen en común una colonización “elevada de patógenos orales” y una falta determinante de diversidad bacteriana.

En este sentido, se piensa que la inflamación producida por las infecciones bacterianas, una vez crónica, puede influir en el desarrollo de lesiones cancerosas en el estómago. De hecho se ha podido ver que muchos de los pacientes no están relacionados con los considerados factores de riesgo tradicionales, como el tabaquismo -primera causa de cáncer oral- y sí que presentan en común afecciones periodontales.

En este estudio se evalúa, al tiempo, la asociación que establece entre los patógenos periodontales y el riesgo de padecer enfermedades que pueden dar origen al cáncer de estómago: gastritis atrófica crónica o metaplasia intestinal.

Los estudios se han llevado a cabo analizando muestras de placa y saliva de los pacientes objeto de análisis y comprobando la presencia de bacterias como P. gingivales, T. denticola, T. forsythia y A. Actinomycetemcomitans. En este sentido, los pacientes que con lesiones precancerosas mostraron una presencia mayor de T. denticola y A. Actinomycetemcomitans.

La importancia de la salud oral

Las conclusiones a las que se han llegado determinan que la presencia de estos patógenos periodonlates, en mayor o menor nivel, puede ser indicadora de un aumento del riesgo de padecer cáncer de estómago.

Siendo así parece claro que habría  tratar las dolencias periodontales sería un requisito imprescindible para prevenir posibles lesiones cancerosas.

El estudio refuerza la idea de la importancia que tiene la salud oral y de que una mala salud oral puede tener consecuencias muy graves para la salud.

Según estima la Sociedad Americana contra el cáncer, en 2.017 habrá habido una promedio de 28.000 casos de los cuales 1/3 no sobrevivirá. Hay que tener en cuenta que el de estómago es uno de los tipos de cáncer más recurrentes, sobre todo en países en vías de desarrollo y en personas de edad avanzada, colectivos que son, también, los más expuestos a unos cuidados orales más deficientes.

Fuente: Science Daily

 

Terapia Helbo de Bredent frente a las infeecciones

Uso de la luz como terapia fotodinámica frente a las infecciones.

Cinco años de avances en el uso de la luz en el tratamiento de infecciones

Investigadores de la Harvard Medical School de Boston han publicado un estudio que recoge los últimos cinco años de avances en el uso de luz azul como alternativa al tratamiento antibiótico convencional. Según siguen demostrando los últimos estudios, el espectro de luz azul conprendido entre los 400 – 470 nm, sería capaz de desactivar determinados patógenos microbianos.

En los últimos años se han estudidado los efectos de la luz sobre bacterias Gram-positivas, Gram-negativas, micobacterias, mohos, levaduras y dermatofitos.

Los resultados parecen muy reveladores, viniendo a confirmar los efectos bactericidas en base al uso de la luz infrarroja.

Primeros estudios sobre bacterias

Ya en 2006, en el Hospital General de Massachussets, se llevaron a acabo pruebas con Staphylococcus aureus y el Pseudomonas aeruginosa, tratándolos, simultáneamente con una combinación de 405-nm y 880-nm de luz emitida… Según el propio estudio, capitaneado por el profesor Michael R. Hamblin, “los resultados revelaron significativos efectos bactericidas dependientes de la dosis de la luz combinada y la luz infrarroja… Con P. aeruginosa, el tratamiento redujo el número de colonias de bacterias en todas las dosis.”. La colonia bacteriana quedó reducida en casi un 94%. Lo mismo ocurrió con la S.Aureus, si bien la disminuición fue de un 72% .

De estos primeros análisis y de los llevados a cabo en los últimos 5 años, se deduce que las dosis apropiadas de fototerapia pueden acabar con la infección bacteriana.

Se trata de una noticia que abre trae esperanza ante el colapso de los antibióticos convencionales fruto de la resistencia bacteriana, cada vez más preocupante.

Terapia Helbo de Bredent

En Bredent hace tiempo que decidimos apostar por una terapia antibacteriana basada en el uso de la luz. Fruto de nuestra investigación proponemos la Terapia Helbo, un tratamiento local capaz de destruir las bacterias causantes de la inflamación y que, además, no tiene efectos secundarios negativos. A decir del Dr. Jörg Neugebauer de la Universidad de Colonia “La terapia HELBO es la alternativa más eficaz y benigna para el paciente a los procedimientos conocidos para la profilaxis y el tratamiento de infecciones en la cavidad bucal”, una terapia práctica para el tratamiento de periodontitis y periimplantitis, por ejemplo.

Puedes leer aquí el análisis completo.

embarazo y periodontitiis

Embarazo y salud oral: ¿ Puede la periodontitis impedir el embarazo?

Embarazo y salud bucodental, estrechamente relacionados.

Si emparejas en Google los conceptos “embarazo” y “salud”, la primera entrada que te ofrece como la más buscada es la de “embarazo y salud bucodental”. Y es lógico, porque, en este caso, los problemas de salud pueden afectar tanto a la madre como al feto.

Tanta importancia tiene la saluda oral durante el embarazo que se recomienda que las mujeres en edad fértil, aunque no estén embarazadas, se sometan a controles periodontales periódicos.

Si una boca sana es imprescindible en todo momento, durante el embarazo lo es aún más. Numerosos estudios recogen, por ejemplo, la relación entre la enfermedad periodontal y determinados problemas al nacer como el parto prematuro o el bajo peso o estatura que puede presentar el bebé.

La mala salud bucodental dificulta el embarazo.

El último estudio que viene a certificar la incidencia que existe entre una mala salud bucodental y el embarazo, viene de Finlandia. Allí, investigadores de la Universidad de Helsinki, han venido a constatar la relación directa entre una salud oral deficiente y las dificultades para quedar embarazada.

El estudio se ha llevado a cabo durante 12 meses con una muestra de más de 250 mujeres, de edades comprendidas entre los 19 y los 42 años, que habían dejado de tomar la píldora para intentar quedar embarazadas.

Al parecer el análisis ha determinado que en la saliva de las mujeres que no lograron quedarse embarazadas predominan las bacterias “Porphyromonas gingivalis» y «Aggregatibacter actinomycetemcomitans» muy vinculadas a la periodontitis. Por su parte, los niveles de anticuerpos frente a la bacteria son también mayores en este grupo de mujeres.

Según el resultado del estudio, publicado en la revista “Journal of Oral Microbiology”, las mujeres con presencia de ese tipo de bacterias son casi 4 veces menos propensas a quedarse embarazadas.

Periodontitis y embarazo.

El embarazo es un momento propicio para sufrir diferentes dolencias periodontales como consecuencia de los cambios hormonales a los que se ve sometido el cuerpo.

Es frecuente, por ejemplo, el aumento de los niveles de prostaglandina, receptor que incide en las células musculares lisas del tejido vascular, propiciando el inflamado. El aumento de estos receptores favorece la presencia de bacterias asociadas a la periodontitis.

En definitiva, los cambios hormonales producidos durante el embarazo, hacen que nuestra boca sea más proclive a parecer dolencias que guardan relación con la enfermedad periodiontal. Es el caso de la gingivitis: primera consecuencia del aumento del nivel de prostaglandina. Las encías se inflaman, duelen y pueden llegar a sangrar. Una gingivitis sin tratar puede dar lugar a una periodontitis y ésta, traer consigo la pérdida de piezas dentales.

El aumento hormonal puede afectar, también, a los tejidos del periodonto de modo que se debilite la sujeción sobre el diente.

Otras dolencias pueden suponer la aparición de pequeños tumores provocados por el exceso de placa que, aunque tienden a remitir después del embarazo, pueden llegar a precisar de cirugía.

Durante el embarazo aumenta la presencia de ácido en la boca que puede erosionar el esmalte dental haciendo más fácil la aparición de caries. Los vómitos también contribuyen al deterioro del esmalte.

El cambio hormonal se traduce, también, en una mayor ansiedad por consumir alimentos dulces. El exceso de azúcar influye en la aparición de caries. Por tanto, es un periodo especialmente indicado para cuidar de la alimentación y tratar de que ésta sea lo más sana posible.

En definitiva, durante el embarazo hay que prestar una atención especial a nuestra salud oral. Que hayamos tenido en el pesado buenos hábitos de limpieza no significa que no podamos sufrir una gingivitis. Recuerda que es un momento especialmente predispuesto a ello.

Sabemos, también, que las bacterias que producen infecciones orales, pueden alcanzar nuestro torrente sanguíneo y llegar a otras partes de nuestro organismo. De ahí que se relacionen, por ejemplo, salud oral con problemas cardiovasculares.

Lo ideal es ponerse en manos de tu dentista de confianza desde el mismo inicio del embarazo y que sea él mismo quien te indique la mejor forma de cuidar de tus dientes.

Fuentes: Gaceta Dental / Nacer Sano / Colgate /

 

caries dental

¿Una vacuna contra la caries?

Qué es la caries

La caries es una dolencia que supone la destrucción de la estructura del diente como consecuencia de los ácidos que producen las bacterias que se alojan en nuestra boca. Esas bacterias conforman la placa bacteriana que acaba por afectar primero al esmalte dental y, después, a todo el tejido de la pieza,

La caries depende de muchos factores, algunos de ellos genéticos y ambientales, que son difíciles combatir pero otros, los más, tienen que ver con nuestro estilo de vida y nuestra alimentación. Controlando ambos podemos evitar, en gran medida, la aparición de caries.

Imagen radiográfica de caries dental

Imagen radiográfica de caries dental

Cómo nos afecta la caries

La OMS estima que entre el 60% y el 90% de los niños en el mundo, la padecen. Y casi el 100% de los adultos. Es un dato que sobrecoge porque una caries puede ser solo el principio de una dolencia más grave, desde dolencias periodontales con implicaciones en otros aspectos de nuestra salud hasta pérdida de piezas dentales que terminan por afectar la capacidad del individuo para hacer una vida normal.

Para la propia OMS, el tratamiento de la caries es primordial para la “elaboración de políticas mundiales de promoción de la salud bucodental y prevención de enfermedades de la boca”. Se trata un factor determinante para la salud general de la población.

Un problema global.

El problema es que una afección tan extendida no tiene un tratamiento por igual. Son muchas las personas que no tienen acceso a unos cuidados dentales regulares. Personas mayores, habitantes de zonas rurales, población con niveles de ingresos bajos o estudios escasos… son los más afectados.

Por eso, la vacuna contra la caries que han desarrollado en China puede suponer un gran avance para aquéllos que menor cobertura de atención bucal tienen.

La vacuna contra la caries

Lo mejor de una vacuna es que tiene efectos preventivos. Es decir, que puede protegernos contra la enfermedad. Lo mismo ocurriría con la caries según el equipo de científicos del Instituto Wuhan de Virología de la Academia China de Ciencias. La vacuna desarrollada, aunque sólo se ha probado en ratones, ofrecería un nivel muy alto de protección contra la caries dental.

La investigación parte de la fusión de proteínas para prevenir el desarrollo de la ‘Streptococcus mutans’ bacteria presente en la placa dental que asocia a la aparición de caries. Según publica la revista Nature “los investigadores han descubierto que la fusión de proteínas PAc (rPAc) de S. mutans con las derivadas de E. coli (KF), actúan de escudo protector contra esta bacteria.

El éxito de la vacuna estaría, pues, en la fusión de proteínas y en los efectos terapéuticos de las mismas.

En todo caso, todavía habrá que espera tiempo para que la prueba en humanos determine la eficacia real de la misma. De ser así, se tratará de un gran avance, sobre todo, para aquéllas personas que menos acceso tienen a los cuidados orales.

Cuidados bucodentales

Con todo, mientras llega la vacuna conviene seguir cuidando de nuestra boca con el mayor mimo. ¿Cómo? Cuidando, a su vez, de nuestra alimentación, evitando los azúcares, cepillándonos los dientes con los productos adecuados, abandonando hábitos como el alcohol o el tabaco y visitando regularmente a nuestro dentista.

Recuerda que una simple caries puede desembocar en un problema más grave.

Puedes leer el artículo completo de la revista Nature aquí.

Fuentes: Antena 3 / Nature